Crítica de 'Insidious: Capítulo 2'


Corría el año 2011 cuando el director malayo James Wan nos sorprendía con 'Insidious', film que arrasó en taquilla y que causó gran furor entre los amantes del género. Recientemente nos deleitó con la magnífica 'Expendiente Warren: The Conjuring' que volvió a hacer lo propio y que no dejó indiferente a nadie. Ahora ha llegado a nuestras salas 'Insidious: Capítulo 2', una secuela directa de la primera entrega en la que los espíritus malignos continuarán aterrando a la familia Lambert

Y os preguntaréis, ¿qué puntos fuertes tiene y en qué aspectos flojea esta entrega con respecto a su predecesora? Pues principalmente tiene muchos más sobresaltos, mejor guión (desde mi punto de vista) y me atrevería a decir que un mejor desenlace (que deja las vistas puestas a una posible tercera entrega). Respecto a sus defectos, diría que los personajes no están tan bien representados como en la primera parte, a excepción de Josh (Patrick Wilson) y los "cazafantasmas" Specs (Leigh Whannell) y Tucker (Angus Sampson).

La película cuenta con los zooms propios del director (de los que me declaro fan) y con una banda sonora sobrecogedora como ya nos tiene acostumbrados en todos sus trabajos. Los sobresaltos están muy bien distribuidos a lo largo de la película, siendo un no parar desde el momento en el que empiecen como ya ocurrió en 'The Conjuring'. La ambientación está muy bien lograda, representando correctamente los dos mundos, el real y el "astral" por así llamarlo. La iluminación es genial y el juego de sombras se emplea a la perfección. La tensión será un punto fuerte en la película, llegando a recordar a clásicos como 'El resplandor', sobre todo en su tramo final.

Como es normal en Wan, observaremos algún que otro guiño a Saw e incluso a él mismo, que no desvelaré pero que los auténticos fans sabrán apreciar. A lo largo de la película se desvelarán también muchos misterios y riendas sueltas que quedaron en la primera parte, además de ir explicando a modo de flashbacks la vida de cuando Josh era un niño y atar cabos con esta secuela. Echaremos en falta a algún que otro ente maligno (si habéis visto la primera parte sabréis a quién me refiero) pero es lo de menos, ya que el nuevo espíritu que amenaza a la familia les pondrá las cosas muy feas a lo largo de la peli.

En definitiva, un magnífico largometraje con el que el director nos da su particular despedida del mundo del terror, y que nos deja un buen sabor de boca a todos los fans que ya esperamos su regreso a este aclamado género. 

LO MEJOR

-El guión está más nutrido que el de su predecesora.
-Tiene muy buenos sobresaltos.
-La ambientación está bastante lograda.
-Los guiños típicos del director.

LO PEOR

-Aún lo dicho anteriormente, no llega a superar a la primera entrega.
-Se echa en falta a algún que otro personaje.
-Que sea la última película del director dentro del género, una lástima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario