Retro-crítica: 'The catcher: muerte en el estadio'


Hay películas no muy conocidas que pasan desapercibidas ante los ojos del público. Ese es el caso de 'The catcher: muerte en el estadio', un slasher del año 2000 que bien no brinda un gran espectáculo pero que cumple su cometido aún teniendo fallos desde su inicio, lo que resta calidad al film. 

¿Y de qué trata esta película? pues su argumento es sencillo: un joven es duramente entrenado por su padre para que juegue al béisbol de manera perfecta, hasta que un día el chico lo asesina en uno de sus entrenamientos debido a una ida de olla post-bronca de su progenitor. 17 años más tarde una serie de asesinatos acontecerán en un estadio de béisbol, dejando claro quien es el asesino desde el primer momento, aunque tendremos un giro final.

Las muertes no son una maravilla (demasiado falsillas la verdad) salvo alguna que otra bastante sádica y sanguinaria, como en la que se ve al psicopáta sodomizando con un bate de béisbol a otro jugador, quedando el palo empañado de sangre tras la dura penetración. Si comparamos esta cinta con otros slashers deja mucho que desear, aún más teniendo en cuenta que unos años antes se habían estrenado 'La novia de Chucky' o la genial 'Scream'.