Retro-crítica: 'Seis mujeres para el asesino'


Nos encontramos ante una coproducción italo-francesa de principios de los 60. Podemos decir que 'Seis mujeres para el asesino' constituye un pilar fundamental para el giallo, ya que fue uno de los films pioneros dentro del género. Si bien sabemos que Dario Argento se puede considerar el padre del giallo, Mario Bava también. De hecho a lo largo de la película encontraremos situaciones con una iluminación, planos y escenografía vista en películas de Dario Argento, por lo que podemos decir que Argento bebe de algunos films de Bava. 

'Seis mujeres para el asesino' se diferencia del resto de giallos en que predomina la aparición del asesino en pantalla (algo más propio de los slashers). Y digo esto porque como ya sabeís, en este tipo de películas los momentos en los que aparece el asesino son instantáneos, en los que se muestra una sombra o las manos del personaje (comunmente camufladas con guantes). Para algunos quizás esto suponga una falta en cuanto a suspense se refiere pero ¡no! ya que veremos al asesino camuflado con una gabardina, sombrero fedora, y una máscara de látex, sin mostrar su identidad (a difencia de 'Un hacha para luna de miel', otra película del director de la que ya hice una crítica y en la que conocemos la identidad del asesino desde el primer momento). 


La acción del film gira en torno a un salón de moda, en los que a raíz del asesinato de una joven modelo y la de la desaparición de un misterioso diario se irán produciendo varios asesinatos de otras modelos. El film comienza con un travelling hacia delante que nos introduce en la acción y en el que podemos ver un cartel que da nombre a la empresa modista descolgado y agitándose por el viento bajo una noche de tormenta. Estos travellings podemos observarlos también en películas de Argento, como ya dije antes (por ejemplo en 'Rojo oscuro' en el momento de la entrada al teatro). Más adelante pasamos a presenciar el asesinato de la primera chica y la primera aparición del asesino. Los asesinatos son algo brutales, pero no se emplea demasiado el gore (algo que Argento si hace).

Hasta ahora es una de las mejores películas que he visto del director, además de 'Las tres caras del miedo', dirigida por Bava un año antes, en el 1963. Es cierto que no se encuentra entre mis directores favoritos, y que siempre tendré a otros como Fulci y Argento muy por delante, pero Bava no deja de ser por ello un pionero dentro del género y un maestro a la hora de realizar sus películas. A los que, como yo, seáis aficionados al giallo, esta película no os defraudará. Además se hace muy rápida y entretenida, e incluso os dejará con un buen sabor de boca que le da la oportunidad de brindarle un revisionado.

LO MEJOR

-El asesino se come la pantalla, su aparición es constante.
-Bonita escenografía y trama.

LO PEOR

-Quizás tiene cosas más propias del slasher, aunque está considerada puramente como el primer giallo.
-Asesinatos brutales pero faltos de gore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario