Crítica de Robocop (Remake)


Parece que esta década es la de los remakes. Desde hace unos años nos llegan  todo tipo de producciones de este tipo, la mayoría dentro del género de terror, aunque también hemos visto remakes como los de 'El gran Gatsby' o 'La vida secreta de Walter Mity'. Esta vez es el turno de 'Robocop' aquel film de ciencia ficción que sorprendió al público a finales de los 80, narrando las andanzas de Murphy, un policía que tras ser acribillado a balazos por parte de una banda de delincuentes es operado de urgencia y transformando en un cyborg, mitad humano y mitad máquina. Y es que justamente en el remake ocurrirá lo mismo, tendremos a Murphy, tendremos un accidente de por medio, tendremos una operación de urgencia... pero no tendremos lo más importante y lo que caracterizaba a la cinta original: sangre y vísceras. Si habéis visto el clásico del 87 sabréis a que me refiero. En su día la película se calificó para mayores de 18 años, y sin embargo este remake que ahora nos ocupa no pasa de los mayores de 13. Cierto es que la violencia prima durante toda la película: tiros, explosiones... pero le falta la chispa de bestialidad de la original.


Ahora Robocop es el hombre de hojalata. Sí, concretamente le dice esto el personaje interpretado por Jackie Earle Haley, el Freddy Krueger del remake de 'Pesadilla en Elm Street' (otro desastre de remake, por cierto). Ya puestos podrían haber incluído a ese Freddy en esta película y ver como Robocop lo funde a balazos, hubiera disfrutado como un enano. Pero no nos alejemos de la película que hoy nos toca. Si tengo que elegir el mejor papel de este film me quedaría sin duda con el de Samuel L. Jackson, y eso que sale en tan sólo dos ocasiones a lo largo de la película, representando a un presentador de informativos. Joel Kinnaman no está a la altura de Peter Weller ni de lejos.

¿Puntos a favor de esta nueva adaptación? Pues me gustó bastante el traje de Robocop, el clásico molaba a decir verdad, pero este tiene un toque más futurista, y su color más oscuro le da un toque malote al personaje, además de los neones rojos que lleva incorporados. La moto que usa también es muy vistosa. Otro punto a favor serían los efectos especiales, mejorados como es lógico. 

Si eres fan del cyborg debes verla, te agradará seguramente, pero si no lo eres puedes dejarla pasar. Como ya he dicho la historia es muy similar a la del film original salvo con dos o tres modificaciones. En resumen...

LO MEJOR

-El nuevo traje de Robocop.
-Los efectos especiales.
-Samuel L. Jackson en los informativos.

LO PEOR

-Prácticamente es la misma historia de la Robocop original.
-Ausencia del toque gore de la clásica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario